COVID-19 RD
Confirmados: 121,973 Fallecidos: 2,204 Recuperados: 99,271 Activos: 20,498 Actualizado el: 21 octubre, 2020 - 11:34 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Goliat contra David: el Estado contra estos jovenes

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
121,973
Fallecidos:
2,204
Recuperados:
99,271
Activos:
20,498
Actualizado el: 21 octubre, 2020 - 11:34 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
El Estado dominicano ha comenzado ajustar el poderío de su maquinaria para lanzarla con fuerza contra estas chicas y chicos que ejecutaron la audaz acción de ocupar la Procuraduría General de la República, (PGR), uno de los símbolos del poder, para reclamar que sean procesados judicialmente funcionarios, ex funcionarios y empresarios alegadamente implicados en la cadena de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

Todo parece ser un enfrentamiento entre el gigante Goliat (el Estado), y el pequeño David (los nueve chicos y chicas que ocuparon la PGR).

Ayer, el Gobierno envió al país las primeras señales de que se apresta a responder los reclamos anti corrupción de los chicos con la violencia del Estado y, si fuera necesario, enviándolos a prisión hasta por los próximos 40 años.

Esta idea de los “40 años de cárcel” no parece descabellada si se toma en cuenta  que la Procuraduría le filtró al periódico El Nacional la versión de que los chicos formarían parte de un plan que incluye la supuesta detonación de al menos una bomba en el moderno edificio que aloja a la PGR y a la Suprema Corte de Justicia.

El colocar una “bomba” en ese edificio estaría tipificado como un “acto terrorista” y el terrorismo en República Dominicana es condenado con pena de hasta 40 años de prisión.

Tras la humillación que padecieron los funcionarios de seguridad, quienes fueron burlados por el grupo de jóvenes, la Procuraduría, incapaz de satisfacer las reclamaciones del grupo , optó por el recurso de generar en torno a ellos una matriz de descrédito tildándolos de “mentirosos”, y afirmar que “irrumpieron” al edificio donde se atrincheraron“.

Ciertamente, ellos mintieron, puesto que no se supone que le permitieran ingresar a la recepción si anunciaban que iban a “ocupar la Procuraduría”.

Pero lo de “irrumpir” (entrar con violencia) es falso puesto que ingresaron en forma pacifica.

Lo de “atrincherarse” también es falso porque ninguno construyó una “trinchera” en el lugar, donde si  fueron atacados con un agresivo químico por funcionarios de seguridad.

La generación de la matriz de violencia en torno a los chicos se acentuó ayer cuando el Gobierno le filtró al periódico El Nacional los supuestos planes terroristas en los que estos estarían implicados, algo que pocos parecen creer y ha puesto al gobierno en el riesgo de padecer una humillación similar a la padecida con el caso del Peregrino de Moca, a quien funcionarios de la policía le plantaron cierta cantidad de droga para desacreditarlo a él y al movimiento de protesta en el que participa.

Las fuentes de El Nacional no le aportaron pruebas de sus afirmaciones y se limitaron a decir que tenían grabaciones de conversaciones en las que a los chicos una tercera persona les daba instrucciones.

Esa versión confirma lo revelado por el Ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, de que el Gobierno espía a todos.

No se conoce que las fuerzas de seguridad tengan órdenes de la autoridad judicial competente que le autorice a pinchar sus teléfonos.

Las supuestas grabaciones tampoco fueron mostradas al periódico por sus informantes.

Ahora, el pequeño “David“, (los chicos y chicas) ha salido a defenderse de Goliat y lo acusan de hacerles imputaciones temerarias con el supuesto propósito de provocar la división del creciente movimiento de protestas contra la corrupción.

Los chicos volvieron a dar la cara para reiterar su disposición en sus reclamaciones de que los corruptos sean enviados ante los tribunales.

Ellos dan la cara, mientras los funcionarios de seguridad que les lanzaron un agresivo químico se ocultaron y el gobierno los protege, como también se ocultan quienes les imputan supuestos planes “subversivos”.

No parece un enfrentamiento parejo.

Goliat está dispuesto a seguir adelante, pero David no tiene miedo y está allí, plantado con su onda.

Mientras tanto, Raysa De León, una de las jóvenes activistas anti corrupción, ha revelado que personas que ella sospecha serían del Departamento Nacional de Investigaciones, (DNI), polícía política del gobierno, han comenzado a vigilarla.

Los vecinos en su barrio de Villa Juana ya la alertaron y le dijeron que están dispuestos a defenderla.

Este video les muestra qué es lo que exigen el grupo de chicos, lo que ha sido respondido por el gobierno con imputaciones de supuesto terrorismo sin aportar pruebas.

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar