Hoy es el gran día para el PRM en SDE… pero…

Por Robert Vargas
Nunca falta “un pero”, comenta la gente cuando se produce cierto reparo tras la realización de una buena obra, un buen discurso  o cualquier otro asunto que sea visto “con buenos ojos” por la colectividad.

Y eso es lo que parece que ocurrirá hoy en el Partido Revolucionario Moderno, (PRM), en Santo Domingo Este, al llegar su gran día en el que juramentarán sus nuevas autoridades.

Ya todos han sido convocados para el acto de jura, que será a las 4.00 PM, en el local municipal de la organización, en aquel edificio de cuatro niveles que posee la entidad en la avenida Arzobispo Fernández de Navarrete, casi esquina Presidente Estrella Ureña, frente al mercado de Los Mina.

En principio habían planeado que ese acto fuera realizado en un hotel de la avenida Coronel Rafael Fernández Domínguez, (antigua autopista de San Isidro).

Sin embargo, por algún motivo que no ha sido explicado, decidieron irse al salón de actos de local de Los Mina, en el cuarto piso, al que se accede por una estrecha escalera en la que no caben más de dos personas en paralelo.

Ese salón tiene una única y estrecha puerta.

Es la misma para salir que para entrar.

Carece de salida de emergencia y está rodeada de persianas por todas partes.

Generalmente, cuando terminan los actos masivos que allí son realizados, en la única puerta se forma un impresionante cuello de botella y todo el mundo quiere salir al mismo tiempo.

En ese lugar será el acto de juramentación de las nuevas autoridades del PRM en Santo Domingo Este.

¿Cuál es el “pero”?

Aunque ya todos están convocados para el gran día, existe un puesto que dejarán “vacante” para llenarlo “próximamente”.

No se trata de cualquier puesto, sino de uno bastante importante.

Estratégico, si se quiere.

Se trata de la Secretaría de Organización.

Ahí hay un tremendo nudo.

Es un puesto codiciado por cualquiere que tenga aspiraciones ulteriores de cara a las elecciones del año 2020.

Quien lo ocupe debe ser una persona de altísima confianza del Presidente del partido, o de quien logre imponerlo por encima de este.

En parte, la definición de quién será el o la Secretaria de Organización, es lo que ha provocado el enorme retraso en el traspaso de mando.

Los que se van, dicen, quieren mantener el control del partido desde fuera através de ese puesto.

Quienes llegan, no parece que estén dispuestos a dar su brazo a torcer.

Según el método acordado para la asignación de los puestos, esa Secretaría de Organización le correspondería asumirla a un miembro del H20, de Hipólito Mejía.

Ese no sería mayor problema si un sector del H20 no estuviera empecinado en que el seleccionado sea, específicamente, a uno que pueda ser controlado por un líder del PRM, que tiene aspiraciones ulteriores, y que tendría la intención de “quebrarle el pulso” a Adán Peguero, el presidente electo.

Ahí está el problema.

Respaldaron a un candidato a la Presidencia convencidos de que, através de este, podrían controlar el partido.

O sea, querían “un monigote”, un títere.

Encontraron resistencia.

Por eso no se han puesto de acuerdo todavía.

Avanzaron en todo lo demás, y ese detalle problemático lo dejarán “para resolverlo luego”.

Una de las fracciones propone para el estratégico puesto, a un dirigente del PRM tachado de “sin carácter”, y con elevada tendencia a mantener una fidelidad absoluta a un antiguo patrón suyo, ante quien se comportaba como si fuera “un esclavo”, según una versión dada a Ciudad Oriental.

Ese “patrón”, exitoso en términos empresariales, pero un total fracaso en una de sus empresas estratégicas, a pesar de sus altas inversiones de capital y esfuerzo, es incapaz de movilizar seguidores en torno a él, pero sus auspiciadores lo tienen en la mira para auparlo pasando por encima a las nuevas autoridades, que también tienen  su proyecto particular.

A pesar de todo, hoy se abrazarán y se felicitarán por el logro de hacer la jura, aunque la resolución del “pero” (el Secretario de Organización), quedará para otra ocasión.

Al final, se espera que todos puedan descender felices y contentos por la estrecha escalera, en forma ordenada, tal como lo harán cuando asciendan hasta el cuatro piso.

Vea también

Así engañaron las cúpulas del PRM y del PLD a sus órganos de dirección y a la militancia

Por Eddy Olivares Ortega En un país como el nuestro, que exhibe el récord de …

Regidor Manuel Antonio Todman, Frente Amplio

A Manuel Jiménez: “dime con quién andas y te diré quién eres”

Por Manuel Antonio Todman / Regidor ASDE-Frente Amplio La política, la ética y la coherencia. Es …

Comentarios: