La fiscal Raquel Cruz acaba con cuatro años de ruidos en “La Casa de las Piscinas” + Vídeo

Por Robert Vargas
La Procuradora Fiscal de la provincia Santo Domingo, Raquel Cruz Díaz, junto al Ayuntamiento de Santo Domingo Este y la Unidad Anti Ruidos de la Policía Nacional pusieron fin a cuatro años de escándalos provocados por “La Casa de las Piscinas”, un costoso complejo comercial que simulaba ser una vivienda familiar a la entrada de la urbanización Prados del Cachón, en SDE.

La funcionaria ejecutó el pasadojueves una orden un juez de la Instrución que dispuso la clausura y secuestro de los equipos de sonido del negocio durante al menos los próximos tres meses.

Cruz le dijo a Ciudad Oriental que el caso de “Las Casas de las Piscinas” será judicializado para solicitar en los tribunales su clausura definitiva por tratarse de un centro de diversión que carece de licencia para operar en ese sector, que es orientado a las residencias familiares.

Agregó que actuó a requerimiento de los vecinos, quienes no soportaban más los altos ruidos y el comportamiento de los clientes del negocio.

El propietario del establecimiento, Cristino Alvarez, tachó de “abuso de poder” la acción de las autoridades y reclamó su derecho a tener “una pisicna” para bañarse.

¿Cómo es La Casa de las Piscina?

Se trata de un negocio parecido a un club de diversión, que admite a cientos de personas al mismo tiempo, cada una de la cual paga un precio de admisión.

Su fachada simula ser una residencia familiar típica de un barrio de clase media de Santo Domingo Este. No tiene ningún cartel en su parte exterior que sugiera que se trata de un club de diversión.

El acceso al establecimiento es por una pequeña puerta que lleva directo a la residencia familiar.

Sin embargo, una vez dentro del perímetro, los clientes son conducidos hacia el lado izquierdo, que los lleva directamente a una amplia piscina, un bar con cristales, abundantes sillas y sillones para los clientes. Junto a ellas hay colocadas pequeñas mesas sobre las cuales los clientes colocan sus “hookahs”, las que son fumadas por los clientes delante de niños y niñas que llevan al lugar.

Encima del primer bar, junto a la piscina que está a la entrada, hay una terraza en la cual son presentados grupos artísticos que animan a la multitud con sus potentes equipos de sonido.

También en el segundo piso, siempre frente a la primera piscina a cielo abierto, hay otro salón con cierta exclusividad para clientes más exigentes.

En el espacio de una residencia contigua, que fue adquirida por el propietario del establecimiento, hay otro complejo integrado por una piscina enorme bajo techo. A su lado hay otra piscina más pequeña y, al fondo, casi escondida, una cuarta piscina para clientes “VIP”, a la que se accede por un estrecho pasadizo. Todo esto bajo techo y sin señales visibles de salida de emergencia, lo que convierte el espacio en una potencial trampa mortal.

En su cuenta de Instagram, La Casa de las Piscina ha colgado vídeos publicitarios de las actividades que ellos realizan y que muestran el ambiente ruidoso.

Las fiestas en la Casa de las Piscinas

Según muestran los vídeos colgados por la empresa en Instagram, se trata de espectáculos multitudinarios, ruidosos donde se consume todo tipo de bebidas y se incita a las relaciones íntimas de pareja, incluso en presencia de niños y niñas menores de cinco años.

Todo el entorno del negocio es ocupado por los clientes con sus vehiculos, lo que dificulta el paso de transeuntes y los vecinos en sus vehículos particulares, puesto que se exponen a ser agredidos por clientes borrachos y, eventualmente, afectados por otras sustancias.

Las autoridades tienen en su poder varios de estos vídeos, que serán usados como evidencia en los tribunales para solicitar la clausura definitiva del establecimiento.

El ASDE y la Casa de Las Piscinas

La Fiscal Raquel Cruz le ha dicho a Ciudad Oriental que la primera vez que el propietario de ese establecimiento fue notificado ocurrió en el año 2014, tras lo cual se produjeron otras notificaciones y advertencias, a lo que el propietario del establecimiento no prestó atención sino que continuó ampliando el negocio.

En algún momento llegó a decir que las piscinas solo eran alquiladas a cristianos para actos de bautizos.

Durante ese tiempo, ella fue documentando con mediciones de sonido, grabaciones de vídeo y recolección de denuncias de vecinos dispuestos a llegar a los tribunales.

Con todas las evidencias en sus manos, Cruz se presentó ante un juez y solicitó autorización para clausurar el negocio y secuestrar los equipos, orden que fue otorgada en virtud de las abrumadoras evidencias.

Durante ese tiempo, las Direcciones de Espacio Público y de Planeamiento Urbano del ASDE “no se dieron cuenta” de lo que sucedía.

El asunto tomó otro rumbo más recientemente cuando los vecinos se empoderaron y se presentaron ante el Ministerio Público, alarmados por la creciente contaminación sónica y la invasión de los espacios públicos.

Para sostener un caso en los tribunales con posibilidades de éxito es necesario no solo que se produzca la denuncia, sino que los afectados estén dispuestos a sostener la acusación en los tribunales, algo que muchos se abstienen de hacer por miedo a los propietarios de los negocios ruidosos, de quienes consideran que tienen vinculos con oficiales de la Policía. Algunos de los negocios denunciados por contaminación sónica son ciudadanos que han sido deportados desde los Estados Unidos y la gente les teme a sus reacciones,.

La versión del propietario Cristino Alvarez

Según él, la Fiscal Raquel Cruz ha cometido un “abuso de poder” al clausurarle su negocio en el que, desde su punto de vista, la gente solo va “a refrescarse” a pesar de las abundantes evidencias en su contra.

Alvarez dice que tiene autorización de la Dirección de Planeamiento Urbano desde la pasada gestión de Juan de los Santos para operar su negocio, pero la magistrada Cruz afirma que tiene en su poder una certificación de la Dirección de Planeamiento Urbano que dice que nunca ha sido otorgada licencia de operación para ese negocio.

El 911 y CONANI

El Sistema de Emergencias 911 y el Consejo Nacional para la Niñez han recibido abundantes denuncias por la contaminación sónica que se produce en el lugar y porque niños y niñas son expuestos a situaciones de peligro en ese establecimiento comercial.

El respaldo del ASDE y de la Unidad Antiruidos

El respaldo del Ayuntamiento de Santo Domingo Este y de la Unidad Anti Ruidos de la PN a la iniciativa del Ministerio Público ha sido fundamental en esta acción que ha llevado tranquilidad a los vecinos de “La Casa de las Piscinas”.

Por primera vez en varios años, el vecindario ha podido dormir tranquilo.

Raquel Cruz

La magistrada Raquel Cruz es la autora del más ambicioso programa de lucha contra la contaminación sónica. Ella lo concibió y lo inició en el año 2011, cuando el alcalde de Santo Domingo Este era Juan De los Santos, quien la respaldó otorgándole hombres, armas, equipos, vehículos y un lugar para guardar los equipos de sonido secuestrado.

Desde el principio, Cruz contó con el respaldo del entoces Procurador Fiscal de la Provincia Santo Domingo, Perfecto Acosta.

Quien le sucedió, Olga Diná Llaverías, también asumió el proyecto elaborado por su subalterna y le ha dado respaldo total, a tal punto que la considera su “cuarto bate” en el equipo de fiscales bajo su mando.

Así, Cruz ha logrado que los establecimientos de diversión que son instalados en Santo Domingo Este sean dotados de cristales especiales para evitar que el ruido contamine el vecindario.

Cuando no se acogen a las normas y los vecinos hacen las denuncias respectivas, ella realiza todo el procedimiento necesario hasta lograr que los jueces le otorguen las ordenes de clausura.

Nunca cierra un negocio ruidoso sin contar con la orden de un juez.

Los más problemáticos.

Aunque parezca raro, quienes presentan mayor resistencia para someterse a la obediencia de las leyes no son los dueños de driks y colmadones, sino los líderes del algunas sectas religiosas, que se creen con el derecho de provocar ruidos y se niegan a colocar cristales en las puertas y ventanas de sus iglesias.

Algunos levantan iglesias en los estacionamientos de vehículos. Consideran que para ellos no es aplicable la ley que regula los ruidos en zonas residenciales y consideran que son víctimas de persecución cuando son citados.

Oficiales superiores de la PN y las FFAA

Otro detalle grave es que muchos de los propietarios de los negocios ruidosos son oficiales superiores de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, quienes llegan a considerarse por encima de la ley, hasta que Raquel Cruz va tras ellos y los obliga a respetar la ley.

Lo llamativo de esto es que, hasta ahora, ningún oficial superior de la PN ni de las FFAA ha sido sancionado por esas instituciones debido a su implicación en esos ilícitos.

Los políticos y los drinks y colmadones

Al menos en Santo Domingo Este, los políticos tratan de mantenerse a distancia y no quieren ser vinculados a los drinks y colmadones ruidosos.

En el historial de cierre de negocios ruidosos relacionados a políticos, hay cuatro, tres de ellos vinculados al Partido de la Liberación Dominicana y uno al Partido Revolucionario Moderno.

Incluso, uno pertenece a un ex presidente del Ayuntamiento de Santo Domingo Este.

Vídeo de otra clausura de un negocio ruidoso por la Fiscal Raquel Cruz)

Vea también

Magistrada Raquel Cruz

La potestad sancionadora de los Gobiernos Locales

Por Raquel Cruz Díaz En sentido general en la administración pública la potestad sancionadora es …

Milciades Guzmán

Comienza a desplomarse el control de ruidos en SDE, y esta es la razón

Por Robert Vargas La política de control de ruidos que mantuvieron la Fiscalía de Santo …

Comentarios: