Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Lawfare aquí también

“Lawfare” le llaman en inglés. En buen cristiano: uso de la justicia como instrumento de persecución política. “Legalizar” la arbitrariedad. 

Por Ramón Tejeda Read / Fuente: Ojalá
Hoy conocemos los atropellos cometidos contra el expresidente Lula, en Brasil. Un juez acaba de dejar sin efecto los cargos contra él. Pero Lula pasó largo tiempo en prisión “preventiva”. Mientras, descuartizaron Petrobrás, Embraer y cuanto pudieron vender como vaca muerta. ¡Ojo aquí con Punta Catalina y las EDES!

Hoy sabemos cómo Macri urdió las persecuciones asquerosas contra Cristina Fernández en Argentina.
Y sabemos cómo Lenín Moreno persiguió y encarceló correístas en Ecuador.

OEA y periodistas “independientes” atizaban y santificaban.

“Lawfare” le llaman en inglés. En buen cristiano: uso de la justicia como instrumento de persecución política. “Legalizar” la arbitrariedad.

El propósito: desmantelar el movimiento progresista en América Latina. Demasiada arrogancia. No se arrodillan ante el amo. Imagínese usted, Danilo Medina hasta estableció relaciones con China sin pedir permiso.

Puede interesarle: No hay show que valga

Sigue el lawfare aquí también. Ya  vuelven Camacho y su PEPCA: microscopio con las visitas sorpresa. Objetivos: Danilo y el PLD. Sobretodo ahora que llueve descontento contra los atropellos y la incompetencia del cambio.

Primero fue despojar a los pequeños productores. Camiones, tractores. Cero crédito.

La saliva cae en la cara. Hay que justificar el discurso electoral. Carne y sangre. Apaciguar las fieras mediáticas. ¿Cómo puede ser que ahora dizque no aparezca nada? Berrean Huchi y Somos Pueblo como chivos degollados.

Pero ahí tienen su Moro. Y la prisión preventiva. Que permite apresar sin que se haya probado nada. Aberración contra la cual se rebelan eminentes juristas en el mundo.

Seguirá el “lawfare”. El atropello. El show mediático. Pero eso no baja el costo de la vida. Ni resuelve la incompetencia. ¡Qué desgracia!

Compartir:
Botón volver arriba