Destacadas de CiudadOriental.comObituarios

Muerte repentina de Carmen Suárez sorprende al periodismo nacional

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
236,883
Fallecidos:
3,066
Recuperados:
187,422
Activos:
46,395
Actualizado el: 25 febrero, 2021 - 3:19 AM (-04:00)

Carmen Suarez la recordaré como una gran fotógrafa, madre ejemplar, esposa amorosa y extraordinaria amiga

Por Orlando Ramos
 Es una pena, una profunda pena, saber que no volveré a verte de nuevo querida amiga y es oportuno decir que tener tu amistad y haber trabajado a tu lado fue una de las mejores cosas que me sucedió en la vida, que contigo pase gratos momentos que nunca se borrarán de mi memoria.

Recuerdo cómo  desde la primera vez que te vi en la redacción del periódico El Siglo en el año 1997, siendo la única mujer que en ese momento formaba parte del staff de fotorreportero de ese diario, noté lo sencilla y agradable que eres, noté que a tu lado la amistad se dignifica.

En 20 años que tuve la dicha de compartir contigo el oficio de fotoperiodismo y en todo ese tiempo viví la experiencia de ver cómo tú supiste ser una extraordinaria madre, ejemplar, amorosa, abnegada, entregada por completa a tu hijos y como esposa envidiable, todo los que te conocimos sabemos cómo Plinio Pérez tu esposo, ella expresaba con orgullo cuanto lo amaba.

Carmen Suárez
Carmen Suárez

Todos los que te conocimos en las redacciones de los periódicos donde trabajamos, sabemos al dedillo las maravillas de tu familia, que siempre están juntas y como entre ellas brota la solidaridad que muy bien supo inculcar sus padres.

Carmen murió este jueves tras padecer un paro cardíaco en la redacción del periódico digital acento.com.do.

Es duro ver este momento tan triste y desgarrador. Hubiese querido que este momento nunca llegara pero la vida es así.

Quiero expresarle mis más sentidas condolencias al ingeniero eléctrico Plinio Pérez y sus dos encantadores hijos Álex y Junior, estudiantes meritorios, decirles y decirme que a pesar que ella se nos fue abruptamente, tenemos que tener fuerzas y debemos de seguir y sobre todo sintiéndonos orgullosos pues Carmen dio su vida por aquello que creía era justo.

Contigo Iris pase gratos momentos que nunca se borrarán de mi memoria, adiós querida amiga, siempre te tendré presente en mi vida, fuiste y serás por siempre mi mejor amiga (…), te extrañaré siempre.

Con Carmen Suarez laboramos juntos en El Siglo desde el 1997 hasta que ella fue conquistada y seducida por el periódico El Caribe, donde nos reencontramos en el 2000 y estuvimos juntos hasta el 2005.

Después volvimos a compartir espacio de trabajo en el semanario Clave, desde 2005 hasta el 2008 y nuestro último reencuentro laboral fue en el periódico acento.com.do desde 2012 hasta el 2015.

En todo este tiempo siempre nuestra amistad se fortaleció y si por un momento se sentía que flaqueaba, la humildad hizo presente y con ella el pedir perdón.

Como fotógrafa, Carmen Suárez fue extraordinaria, excelente para cualquier medio. Poseedora de olfato gráfico que permitía a cualquier lector enseguida admirar una fotografía cargada de mensajes grafico definidos.

Carmen fotografió grandes acontecimientos de nuestra historia reciente. La riada de Tamayo en el 1998, que con sus imágenes publicadas a grandes espacios en El Siglo, logró arrancar fuertes emociones que quienes leían el diario no podían contener la emoción de amargura que provocaban las imágenes.

Y así fue durante toda sus existencia de reportera, siempre con paso adelantado, ojo crítico y de gran sensibilidad gráfica.

En fin, la prensa nacional acaba de perder una de sus mejores reporteras gráficas y una gran, madre, una gran esposa y una amiga que por siempre su recuerdo  estará en  nuestros corazones.

Carmen murió este jueves tras padecer un paro cardíaco en la redacción del periódico digital acento.com.do.

Su cadver es velado en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln.

Su cadpaver será sepultado este viernes a las 3.00 PM en el Cementerio cristo Redentor.

CDP lamenta muerte de periodistas

Compartir:
Botón volver arriba