Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Sé féliz sobre todo

“La felicidad es el significado y el propósito de la vida, todo el objetivo y el fin de la existencia humana”. Aristóteles

Por Carol Fernández
Durante mis años de adolescente, y en mi primera juventud busqué la felicidad como si fuera un objeto con forma definida, algo que se me había perdido o un tesoro que me habían robado. Buscaba sin cesar algo que desconocía en absoluto. Fue difícil identificarla e incluso cuando la conocí sólo la podía retener por escasos minutos. Observé que durante el poco tiempo que disfrutaba de aquello a lo que yo le llamaba felicidad, mi mente cambiaba los pensamientos habituales por otros más agradables.

Tener amor para uno mismo, el entorno y lo que uno hace, y aprender a encarar los retos difíciles, son los dos puntos de influencia más relevantes para que las personas seamos felices, según los datos que aporta el eminente psiquiatra George Vaillant, profesor, de Harvard ,en su libro TRIUNFOS DE LA EXPERIENCIA (Triumphs of Experience). El doctor Vaillant coordinó a partir de 1972 el Harvard Grant Study, sobre la felicidad , que hasta ahora, es el estudio más largo realizado sobre este tema.

Otros aspectos que influyen en el desarrollo de una vida feliz, son: Las relaciones significativas porque potencian la calidad de vida, los buenos hábitos económicos reducen el stress, el control en el uso de alcohol y la eliminación de cualquier droga , ya que estos maltratan el cuerpo y desordenan la mente, así como ser optimistas, porque nos permite abrirnos a cosas nuevas.

Los pensamientos detractores de la felicidad son : Creer que alcanzar un logro nos hará felices. Se demostró que alcanzar metas nos hace sentirnos más seguros , pero no más felices. La buena sensación de obtener un objetivo dura menos de tres meses, según el Dr. Tal Ben-Shahar, profesor de La ciencia de la felicidad en la Universidad de Harvard. No hay que esperar un objetivo, podemos ser felices en el proceso de conseguirlo.

Basado en investigaciones se ha encontrado otra idea confusa acerca de la felicidad y es creer que convivir con personas con las que siempre estemos de acuerdo nos hará felices. Eso es falso. Como seres humanos necesitamos aprender aceptar las diferencias. Las personas que son amorosamente honestas, sinceras y que se abren a expresarnos lo que realmente sienten sin dejarse permear por aquello que nosotros queremos escuchar, nos regalan la oportunidad de crecer, de cambiar y de sentirnos amados, aunque no seamos perfectos.

Otra barrera para la felicidad es creer que seremos felices cuando nada nos duela. Esta también es una percepción errónea , ya que la tristeza es una emoción básica, es una reacción neuronal a la pérdida de algo que nos importa y solo los muertos y los enfermos mentales no la sienten, por tanto sentir tristeza es normal , aunque quedarnos tristes es limitante.

Podemos definir la felicidad como el bienestar interior continuo que nos inspira a valorar la vida ante todo y nos motiva para ser resilientes y levantarnos de las caídas. La felicidad nos empuja a nuevas acciones que potencien nuestra existencia, promueve el pensamiento esperanzador, nos estimula a dar cambios positivos y origina en nosotros el deseo de producir felicidad para otros. Podemos aprender a ser felices si estamos dispuestos a cambiar nuestra forma de ver la felicidad, empezando por apreciar nuestra vida tal como está.

La autora es comunicadora , coach ontológica y escritora con el propósito de inspirar esperanza en los corazones de la humanidad.

Compartir:
  • 71
    Shares
Botón volver arriba