COVID-19 RD
Confirmados: 125,913 Fallecidos: 2,234 Recuperados: 103,944 Activos: 19,735 Actualizado el: 30 octubre, 2020 - 4:04 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

Ya van dos personas muertas a manos de militares por “desobedecer” ordenes de “alto”

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
125,913
Fallecidos:
2,234
Recuperados:
103,944
Activos:
19,735
Actualizado el: 30 octubre, 2020 - 4:04 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
La noticia ha llegado a los medios de comunicación casi “como quien no quiere la cosa”, pero si todo  sigue  como va, los hechos que la motivaron podrían convertirse en una peligrosa tendencia con personas abatidas por la Policía y las Fuerzas Armadas en cualquier lugar.

Ocurre que hoy la  Armada ha informado, como si no se tratara de algo muy importante, que una persona con “perfil sospechoso” murió  por un disparo en la cabeza que le impactó cuando una de las balas disparadas contra los neumáticos del vehículo en que viajaba chocó con una piedra y rebotó para, finalmente, matar al individuo.

Según el informe oficial citado por distintos medios, la víctima es Idilio Antonio Cruz, quien iba como pasajero en un vehículo todoterreno conducido por “su empleador” Juan Brito.

O sea, que Cruz se desplazaba en el vehículo “con su empleador”. Si es así, ¿De dónde sale aquello de que tenían un “perfil sospechoso”?

Los militares  que hicieron los disparos, Juan Samuel Valdez, y Figuereo Ogando,  y alegan que el conductor “hizo caso omiso a la  (orden) de detención, tratando de embestirlos, por lo que procedieron a realizar varios disparos a las llantas y una munición dio con una piedra en la carretera, impactando al vehículo».

El incidente ocurrió en el  paraje Laguna Grande de La Isabela, Puerto Plata.

Es posible que ambos militares tengan que modificar su versión del incidente si se realizara una investigación profunda porque, a simple vista, luce poco creíble.

Hace dos semanas, en la capital, una patrulla militar asesinó a un motorizado que también tenía “un perfil sospechoso” y, por igual, no obedeció la orden de alto.

Como es costumbre, se informó de que una comisión haría “una investigación”, de la cual nunca se supo nada y el militar que disparó anda por ahí muy campante.

Vista así las cosas, luce bastante posible que se convierta en una norma el asesinato por militares de ciudadanos que “no obedecen” a orden de alto.

Quizas sería prudente que quienes disparan u ordenan disparar miren lo que está sucediendo en Colombia tras producirse algunos asesinados a manos de las fuerzas de seguridad.

¿Perfil sospechoso?

¿Es posible que alguien pueda considerar que tienen “perfil sospechoso” los miembros de una patrulla que actúan casi en penemumbra y trate de evitarlos?

Por ejemplo, en el vídeo a continuación, les mostramos una escena en la que una patrulla militar se detiene delante de un vehículo que va con las luces encendidas.

El conductor ve que se trata de militares y apaga las luces de su vehículo, pero siempre queda la duda de si son autoridades o delincuentes.

Si el conductor sospechara  que fueran delincuentes, intentaría escapar de un posible asalto. En esas condiciones, los militares los considerarían con “perfil sospechoso” y le dispararía asesinando, eventualmente, a alguien dentro del vehículo en posible escapada por una falsa interpretación de las circunstancias.

Otro detalle es que, inexplicablemente, los militares se colocan delante del vehículo exponiéndose a ser embestidos y a ser atropellados por una persona confundida o por un real criminal.

En pocas palabras, esos métodos parece que deberian ser analizados para corregir lo que sea necesario y evitar que más personas sean asesinadas por militares o policías que luego vienen con la teoría de que una bala chocó con una piedra, rebotó y mató a la persona de “perfil sospecho”.

Dos muertes en las mismas circunstancias son demasiadas.

 

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar