Ayuntamiento de Boca Chica
Ayuntamiento de Boca Chica

El caso Boca Chica podría tomar un giro inesperado + Audio

Por Robert Vargas
¿Usted ha escuchado detenidamente el audio de la conversación entre el Presidente de la Sala Capitular del Ayuntamiento de Boca Chica, Frank Ozuna, y el empresario Bolivar Taveras?

Si no lo ha hecho, le recomiendo que lo escuche con cuidado, detenidamente y fijándose en los detalles.

Si lo hace y va a Boca Chica a conversar con la gente de la calle, es muy posible que usted se de cuenta de que las apariencias no reflejan la realidad de manera fiel y que, probablemente, quienes repartieron el audio a diestra y siniestra terminen más embarrados de lo que inicialmente creían que terminarían.

El audio que acompaña esta nota es copia fiel de la grabación que le hicieron al regidor, sin editar, con la evidente intención de incriminarlo en una presunta solicitud de sobornos a un empresario.

En pocas palabras, el audio no está editado, por lo que escucharlo con cuidado puede ayudar a entender qué es lo que acontece en el Ayuntamiento de Boca Chica, su Sala Capitular y con algunos empresarios.

Este audio completo le fue entregado a Ciudad Oriental, tras los cual visitamos a Boca Chica para conocer más de cerca lo que allí sucede.

VIDEO AUSPICIADO

Su análisis, si las autoridades lo desean, pueden llevar a un entramado de corrupción en el que, eventualmente, hasta el mismo alcalde pudiera estar implicado.

Según dicen los periodistas de Boca Chica, el audio en cuestión fue distribuido por un prominente funcionario de la oficina de prensa del alcalde Radhamés Castro, quien sería pariente del regidor Frank Ozuna.

¿Cuáles motivos indujeron la distribución del audio por el funcionario cercano al alcalde?

En Boca Chica se maneja la hipótesis de que Ozuna fue víctima de una presunta conspiración para “desacreditarlo”, sacarlo del Concejo de Regidores y dejarle el camino libre a un alegado entramado de corrupción en el que estarían implicados una gran cantidad de regidores y empresarios.

Como ejemplo menciona que Ozuna fue la figura principal en la resistencia a que Boca Chica fuera convertida en el basurero del Gran Santo Domingo.

También que él fue la figura clave que evitó que el residencial Villa Panamericana fuera contaminado con la instalación en su espacio de una fábrica de velas.

Mencionan muchos otros casos en los que hubo ofrecimientos de dinero de por medio y él se negó a aceptarlos.

Incluso, todos recuerdan que Ozuna y el alcalde eran firmes aliados durante las elecciones del pasado año, pero esa alianza se quebró poco después de que, supuestamente, el síndico le hiciera algunas propuestas que el regidor consideró “indelicadezas”.

Desde entonces, cada cual caminó por su lado y Ozuna se convirtió en una “piedra en el zapato” del nuevo alcalde, el mismo que se ha apurado a decir que está “sorprendido” por la versión de que el Presidente del Concejo sería un supuesto solicitante de sobornos.

La percepción, incluso entre viejos adversarios de Ozuna, es que este fue víctima de una supuesta “trampa” con el propósito de sacarlo de circulación.

-“Ese es uno de los pocos regidore serios que hay en el Ayuntamiento de Boca Chica”, le ha comentado a Ciudad Oriental un influyente periodista local.

Lo mismo dicen otras personalidades.

¿Ya escuchó el audio?

Si aún no lo ha hecho, hágalo ahora y luego regrese a este punto.

Para que no se pierda en la lectura, le dejo este texto en rojo, para que sepa dónde se quedó.

Ok.

Fíjese bien en que, la persona que se prestó a grabar de incognito, sabía lo que sucedería, por eso, en los primeros segundos del audio se le escucha apurar a otro para que lleguen al lugar donde ya está Ozuna con el empresario Taveras.

De la escucha de la conversación se desprende con claridad meridiana que Ozuna fue invitado por Taveras a su escenario, donde este lo increpó y se presentó una y otra vez como un empresario “honesto” dispuesto a cumplir con sus compromisos económicos con el Ayuntamiento.

No es que Ozuna fue a reclamar el pago de un soborno, sino que atendió a una “invitación” que le hizo “un amigo”, que le había preparado una trampa consistente en exponerlo para luego divulgar el audio.

Sin embargo, con claridad queda establecido que no fue Ozuna quien le solicitó dinero al empresario Taveras, sino que fue este que, pretendiendo estar “agradecido” con los regidores ofreció hacerle un “regalo” a los concejales que, finalmente le aprobaron la licencia de uso de suelo para la construcción de una obra.

Quien hizo la oferta de “regalo”, según el audio, fue el empresario que se mostró, al parecer en una conversación anterior, “generoso” con los ediles pretendiendo que vería disminuido el monto de los arbitrios que tendría que pagar por concepto de licencia de uso de suelos establecidos por el órgano responsable de hacerlo en la alcaldía.

Incluso, en algún momento, se escucha cuando Ozuna le recuerda a su “amigo” que fue este quien ofreció hacer el “regalo”, solo que él no esperaba que sumaría 360 mil pesos para los concejales.

Queda claro en el audio que Ozuna le habría dicho que él no recibía dinero, sino otra persona, puesto que él no se vincula con aceptación de “regalos” económicos.

Los arranques de sinceridad de Ozuna.

Mientras Ozuna intenta aclarar y dar explicaciones, el empresario se muestra envalentonado, definiéndose como una persona muy honesta, elevando el tono de voz y bloqueando las intenciones de hablar de su “amigo”.

En ese ambiente, el regidor revela detalles importantísimos.

Por ejemplo, que en presunta componenda con el alcalde, algunos empresarios dividen una propiedad en varias fracciones menores de tres mil metros cuadrados para burlar las normas y saltarse el pago de arbitrios y llevar sus proyectos al Concejo.

También confirma que es parte de “la cultura” entre los concejales del país que muchos proyectos sean engavetados si previamente los inversionistas no dan dinero a los regidores. (No dice que él los engaveta, sino sus colegas).

Otro detalle que salió a relucir es que una funcionaria del Concejo “es la que se ocupa de eso”, pero que él, Ozuna, no se implica en la aceptación de sobornos ni en extorsiones.

Ozuna le reveló a su “amigo” lo que hacen la mayoría de sus colegas regidores y el alcalde, en arranque plenos de sinceridad, sin saber que era grabado y todo aquello era parte de una trama para sacarlo de circulación y hundirlo en el desprestigio.

Sin embargo, en el audio se escucha a los mismos que le tendieron la trampa admitir que él es un hombre honesto.

Posibles implicaciones

Ya se conoce que el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, ha encargado a la Procuradora Fiscal de la Provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, de adelantar las investigaciones del caso.

Esas averiguaciones, sin son llevadas a profundidad, deberán pasar por la necesaria y obligatoria investigación no solo del regidor Ozuna, sino de todos los demás miembros del Concejo de Regidores de Boca Chica y del alcalde Radhamés Castro.

Si se demostrata que la aceptación o exigencias de “regalos” es parte de la “cultura” de los regidores de Boca Chica, entonces es posible que al final resulten imputados no solo Ozuna, sino los demás regidores. Si esto sucediera, entonces los suplentes deberán comenzar a prepararse para asumir.

Esto podría afectar también al alcalde de quien Ozuna admite en el audio que podría estar enterado de que empresarios dividen extensiones de terrenos para saltarse los controles y reducir los montos de los pagos que deben hacer al ayuntamiento por concepto de arbitrios y licencias de usos de suelo.

Ese presunto conocimiento sin actuación para corregir entuertos podría interpretarse de alguna manera nada favorable para el alcalde, lo que implica que él también deberá buscarse sus abogados.

Por fuera se ha conocido que, las investigaciones podrían llevar hasta el desguace y venta en condiciones no claras de propiedades millonarias del Ayuntamiento.

La joya de la corona

Sin darse cuenta, quienes grabaron a escondidas el audio de la conversación y lo distribuyeron a los medios de comunicación, no se percataron de que estaban violando derechos fundamentales de Ozuna, quien ahora tiene las puertas abiertas para demandarlos por sumas multimillonarias.

Es innegable que:

a) Ozuna fue grabado de incognito.
b) Que el audio con su voz fue entregado a personalidades y a los medios de comunicación
c) Que quienes participaron de esa trama violaron la ley y que, por ese motivo
d) Pueden ser demandados civil y penalmente por Ozuna, quien tiene todas las de ganar en los tribunales.

Ozuna está ahora contra la pared, pero en Boca Chica son muchísimos quienes lo consideran víctima de una conspiración en la que podrían estar implicados empresarios y funcionarios que necesitarían sacarlo del Ayuntamiento.

El audio de la conversación no confirma que Ozuna fue a solicitar dinero, sino que fue el empresario quien se lo ofreció a los regidores, aunque Taveras dice que entendió “otra cosa”.

El ruido del empresario y sus intentos reiterados por impedir las explicaciones del regidor inducen a confirmar lo de la presunta trama.

Del noreste del país a Boca Chica y algunos expedientes

Mientras este drama se desarrolla en Boca Chica, ha trascendido que algunas de las personas que estarían implicadas en lo que sucede en esta población turística, es muy posible que tengan que dar  explicaciones si salen a relucir viejas fichas policiales y expedientes por supuestos graves delitos cometidos en el noreste de la República Dominicana.

Dicen por ahí que quien tiene techo de cristal no puede andar lanzando piedras a su vecino.



Vea también

Arisleyda Caraballo de la Cruz

Aplazada medidas de coerción mujer acusada asesinato italiano en Boca Chica

Por Julio Benzant /**Video Santo Domingo Este. La jueza Dolores Galay de la Cruz, de …

Guillermo Castro Suárez

“Lendry” habría sido el protagonista del primer tiroteo que involucra a peledeístas en Andrés, Boca Chica

Por Robert Vargas El nombre de Guillermo Castro Suárez, alias Lendry, ha salido a relucir …

Comentarios: