Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Condena de 30 años de prisión haitiano que junto con otros mató un ciudadano para robarle

El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, condenó a 30 años de reclusión mayor a un nacional haitiano, encontrado culpable de asociarse con otros individuos y asesinar a un dominicano, presuntamente para robarle, en un suceso ocurrido en Villa Mella, municipio Santo Domingo Norte.

La condena le fue impuesta a Jhonel Taly (a) Joel y/o Yoel, un nacional haitiano de 41 años de edad, residente en la Calle Principal, del sector El Almirante, en Santo Domingo Este.

Fue encontrado culpable de asociarse con otros individuos y causar la muerte a Wayne Michael Estévez Solís (a) El Flaco, de 41 años de edad, quien residía en la calle El Bonito no. 03, en el residencial La Moneda, en San Isidro.

Según la acusación, el cinco de abril del 2020, aproximadamente a las 6:45 am, el ahora occiso fue encontrado ensangrentado pidiendo auxilio en el interior de un vehículo, el cual estaba estacionado en un solar baldío, de la carretera vieja de Villa Mella, en Santo Domingo Norte.

Fue socorrido por un vecino de la zona, que llamó al Sistema de Atención 9-1-1, que los trasladaron al hospital traumatológico Doctor Ney Arías Lora, con trauma craneoencefálico moderado cerrado, provocado con una mandarria.

Las heridas, según la acusación y testigos, se las ocasionó el encartado Jhonel Taly (a) Joel, junto con otros conocidos como Titi, Sonson y Ramón (prófugos), los cuales despojaron al ahora occiso de una indeterminada cantidad de dinero.

Estévez Solís (a) El Flaco, murió en el hospital el 16 de abril del 2020.

En el vehículo, fue encontrada una mandarria y una camisa ensangrentada.

Un día después del deceso de la víctima, el encartado fue arrestado mediante Orden Judicial y posteriormente, un juez de la Jurisdicción de Atención Permanente, le impuso prisión preventiva como medida de coerción.

En el juicio de fondo, el tribunal compuesto por las juezas Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal (presidente), Laisa Matos Durán y Dolores Galay de la Cruz (miembros), encontraron culpable al justiciable de violentar los Artículos 265, 266, 296, 296, 297, 298 y 302 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan la Asociación de Malhechores y el Asesinato.

El tribunal impuso al condenado el pago de una indemnización de un millón de pesos a favor de los querellantes en el proceso.

La fiscal Zayra Soto, del Departamento de Litigación Definitiva de la Fiscalía de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo demostrar la culpabilidad del justiciable, logrando la imposición de los 30 años de prisión.

Las costas penales fueron declaradas de oficio, por el justiciable ser asistido por un abogada de la Oficina Nacional de la Defensoría Pública.

La pena impuesta deberá ser cumplida la penitenciaría nacional de La Victoria y el fallo comunicado al juez de Ejecución de la Pena, para su fiel cumplimiento.

Dahiana Castillo Antigua, fiscal del Departamento de Crímenes y Delitos Contra la Persona de la Procuraduría Fiscal de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo la formulación de acusación y solicitud de Auto de Apertura a Juicio.

La lectura integra de la sentencia 0214/2022 fue fijada para el 29 de junio del año en curso.

Compartir:
Botón volver arriba