Palacio Municipal del ASDE
Palacio Municipal del ASDE

Consencuencias de los “Juegos del hambre” en el Ayuntamiento de Santo Domingo Este

Por Robert Vargas
Los juegos del hambre.– Al principio, creímos que se trataba de una broma. Recibimos una primera llamada de un empleado del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, que se quejaba porque “no nos han traído la comida”. 

Sin embargo, el asunto cambió poco a poco de tonalidad cuando las llamadas aumentaron de parte de servidores del ASDE de distintos departamentos con la misma queja: “no nos están trayendo la comida”.

-“Mala cosa -pensé- ´el mal comío no piensa´”.

Como las quejas aumentaron, decidimos preguntar en distintos lugares y hemos obtenido respuestas que le herizan la piel a cualquiera.

Primero, lo primero

Desde “los tiempos de Juancito”, la alcaldía se aseguraba de que le fuera servido el almuerzo a funcionarios del primer nivel debido a que estos llegaban a trabajar temprano en la mañana y se marchaban, muchos de ellos, sobre las cinco de la tarde o durante la noche.

Como consecuencia, ese almuerzo fue extendido al personal más próximo que trabajaba con los funcionarios del primer nivel.

Para todos ellos ese servicio constituía un alivio para sus bolsillos porque trabajaban en “tanda extendida”.

Con la llegada de Alfredo Martínez, la política de suplir el almuerzo se extendió rápidamente a una gran cantidad de empleados del ASDE, sobre todo, a los que trabajan en el Palacio Municipal.

Así, al recibir el almuerzo de lunes a viernes, los empleados fueron favorecidos de manera considerable, aún aquellos que no la necesitaban porque se marchan de su puesto de trabajo próximo a las tres de la tarde.

De lo primero a lo segundo.

Al parecer, alguien en el ASDE se dio cuenta de que el de la comida era un buen negocio y también comenzó a suplir comida a todos a cuentas del ASDE.

Era una forma de hacer negocios.

Recuerdo que un día estaba yo en una oficina y llegó un mensajero con varias raciones. Pidió que le recibieran la comida y que le firmaran un documento. Más nada. Las empleadas que estaban allí preguntaron

-“¿Y esa comida, quién la manda?”.

-“Fulanita de tal”, respondió el mensajero, que parecía turbado.

-“No podemos firmarle eso ni recibirla porque nosotros traemos nuestra comida”, fue la respuesta de una de las empleadas.

El hombre se fue a otro lugar para buscar quien se la recibiera.

Parecía que el asunto andaba “manga por hombros“.

Más adelante nos enteramos que habían brotado nuevos “suplidores de comida” en el ASDE, entre estos una bella y elegante morena que trabaja en el ASDE con el sueldo honorífico de solo un peso mensual.

Ella, según conocimos, no es cocinera, no tiene comedores, pero le vende al ASDE una gran cantidad de comida.

Lo que ella hace, según nos explicó un cocinero de verdad, es que le compra a crédito  a los cocineros las raciones alimenticias a un precio determinado, y la bella funcionaria se la vende al ASDE a otro precio con lo que se ganaría una comisión por la intermediación.

¿Cuál es el problema?

 Con esas informaciones en la cabeza, salimos a preguntar por ahí y nos hemos encontrado con que las deudas del ASDE por concepto de servicios de comida ya superarían los 15 millones de pesos.

El asunto “se les fue de las manos”, comentó uno a Ciudad Oriental.

No hay dinero con qué pagar a los suplidores y, por tanto, dicen las fuentes, todos los contratos fueron cancelados.

Por lo tanto, es incierto aún si ese servicio será restablecido al personal del Palacio Municipal, incluido a los regidores que almuerzan allí cuando sesionan.

Con la barriga no se juega. Los juegos del hambre no son cosa buena.

Me comentaba un amigo que “cuando la miseria entra por la puerta, el amor se escapa por la ventana”.

Y eso es lo que parece que está pasando en el ASDE: el amor se está escapando por la ventana.

Solo preguntamos si era cierto o falso que habían suspendido el servicio de comida a los empleados y de inmediato comenzaron a brotar denuncias por montones.

Son evidencias de que “el amor se está escapando por la ventana” en el Ahyuntamiento.

Nos comentaron, sin nosotros preguntarlo, que:

  • 1.- Que el ASDE suspendió todos los contratos de servicio de comida, porque supuestamente deben más de 15 millones de pesos a los suplidores y carecen de dinero con qué cumplir las acreencias.
  • 2.- Que le deben más de 20 millones de pesos a los que montan eventos al ASDE.
  • 3.- Que todavía el ASDE debe el montaje de los actos de toma de posesión del 16 de agosto del año 2016.
  • 4.-  Que aumentan las deudas con los contratistas, concesionarios y suplidores.
  • 5.- Que una regidora está en apuros porque la alcaldía le habría entregado una obra y ella la vendió a un constructor, pero este ahora no recibe su paga de manos del ASDE y tiene contra la pared a la regidora exigiéndole que le devuelva el dinero.
  • 6.- Que otra bella regidora habría sido favorecida con la asignación de una cancha de baloncesto; ella logró hacer la construcción, pero ahora no le pagan.
  • 7.- Que un regidor le alquilaría al ASDE una flotilla de camiones, y el ASDE tampoco le paga acumulando una supuesta deuda que rondaría los 18 millones de pesos y, 
  • 8.- ¡La Joya de la Corona!, que supuestamente se habría “extraviado” una pieza importante del costoso sistema de pararrayos que protege al Palacio Municipal sin que se sepa dónde está esa pieza, lo que dejaría al edificio, sus equipos y al personal totalmente desprotegido.

Sobre esos y otros temas brotados “en medio del hambre” que padecen muchos empleados, hemos querido conversar con el buen amigo Nélsido Luna, asistente del alcalde Alfredo Martínez para que nos aclare sobre todo esto, pero inexplicablemente, el funcionario no toma nuestras llamadas. Antes las respondía.

Incluso, la semana pasada le preguntamos “cara a cara” al Director de Comunicaciones, Carlos Rodríguez, sobre el supuesto “extravío” de la pieza del sistema de pararrayos, y él reaccionó con aparente asombro asegurando que desconocía lo que le preguntamos.

Dijo que se lo comunicaría a Luna.

No sabemos si lo hizo, pero aún estamos en el limbo.

¡Ah! ¡Caray!

Me olvidaba decirles que unos funcionarios del ASDE también nos ha denunciado que en Estación Tres estarían desguazando los vehículos de Limpia, y que el Director de Ornato, Benito Gonzalez, habría sido destituido del cargo, en el que ganaba unos 80 mil pesos, y asignado a la Gobernación del Palacio Municipal, con la mitad del sueldo anterior.

No está claro por cuáles motivos fue destituido del cargo de Director de Ornato.

Y, finalmente, otra de las cosas que hemos tenido conocimiento es de que a un empleado del ASDE que nunca ha tenido licencia para conducir, le asignaron un vehículo. Como es lógico, en poco tiempo lo chocó, (casi lo habría destruido, según las denuncias). Pero no lo cancelaron, sino que lo llevaron a otro departamento, “para que se enfriara”.

Como se puede notar, el hambre no parece que sea buena consejera. Fíjense cuántas denuncias brotan ahora de los labios de funcionarios y empleados del ASDE que piden mantener en reserva sus identidades.

Si Nelsido Luna volviera a tomar las llamadas de Ciudad Oriental, como lo hacía antes, entonces tendríamos la versión de la alcaldía respecto de todo esto.

A lo mejor se le dañó la flota, pienso yo.

Aunque, a decir verdad, resultaría mejor que no restablezcan el servicio de comida, puesto que así la población se enteraría de más cosas que pudieran estar ocurriendo en el ASDE justo cuando “la miseria está entrando por la puerta y el amor escapando por la ventana”.

Vea también

Fidelidad de regidores del PRM es puesta a prueba hoy en el Concejo del ASDE + Vídeo

Por Robert Vargas La fidelidad de los cuatro regidores del Partido Revolucionario Moderno en el …

Obreros ASDE denuncian tienen cuatro meses trabajando sin que les paguen salarios + Vídeos

Por Robert Vargas Estos cuatro obreros estaban sentados en un muro que está frente a …

Comentarios: