Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Antonio De la Cruz Nolasco, Deligne Asención y Marcos de León: traicionados por el subconsciente + Vídeos

Por Robert Vargas
A lo mejor ni se dieron cuenta de l o que hacían. Después de todo, era su naturaleza la que estaba en escena. Por tanto, en ningún momento consideraron posible que los tres, Antonio de la Cruz Nolasco, Deligne Asención y Marcos De León, estuvieran cometiendo algún error.

Pero, para algunos de quienes estaban presentes en el lugar, no era así, aunque la mayoría aplaudía entusiasmada.

Si lo que ellos hicieron lo hubieran hecho en otro lugar, el asunto no sería motivo de comentarios. Pero se equivocaron y confundieron los escenarios.

¿Quiénes son ellos tres?

Antonio De la Cruz Nolasco fue, hasta la semana pasada, el Director de la Dirección General de Embellecimiento de Avenidas y Circunvalación.

Deligne Asención es el Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de República Dominicana y.

Marcos De León es el  nuevo titular de la Dirección General de Embellecimiento.

O sea, que no son tres “pelafustanes”, sino un Ministro, un ex Director y un Director, todos muy amigos del presidente Luis Abinader.

Frente a ellos estaban una multitud de dirigentes y militantes del Partido Revolucionario Moderno, hambrientos de puestos de trabajo.

También muchos periodistas de distintos medios.

¿Qué fue lo que hicieron los tres funcionarios?

De la Cruz Nolasco, Deligne Asención y De León, en ese mismo orden, dieron discursos que nada tenían que ver con las funciones de la Dirección de Embellecimiento.

Deligne lo tocó “por arribita”, pero al final, hizo lo mismo que los otros dos.

Convirtieron un acto oficial de toma de posesión de un funcionario, Marcos de León, en una asamblea del PRM, en la que se habló de “padroncillos”, “construcción del partido” y distribución de puestos de trabajo para los compañeritos de la base.

El asunto estuvo tan cargado por ese tema, que De León se vio precisado a pedir públicamente que le dieran tiempo para conocer qué fue lo que le entregaron.

De todas maneras, aquello fue todo, menos un acto de toma de posesión de un funcionario.

También parece confirmar la percepción de que, desde bastante temprano, se comenzará la campaña por la reelección teniendo como base las instituciones estatales, sin rubor y abiertamente.

Quizás por ese motivo fue convertido ese acto oficial en una especie de asamblea del PRM.

A veces, es necesario guardar un poco las apariencias.

Los fanáticos de siempre dirán que “Eso no importa”. El futuro próximo hablará.

Compartir:
Botón volver arriba