Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Clausurado taller desabolladura y pintura por contaminar ambiente Ens. Ozama + Vídeo

Por Robert Vargas
Si al lado de su residencia, escuela, hospital, etcetera, está instalado un taller al aire libre dedicado a la desabolladura y pintura de vehículos y los gases y el ruido que de allí se desprenden le molesta, entonces es posible que a Usted le interese saber que el Ministerio Público y el Ayuntamiento de Santo Domingo Este avanzan en la eliminación de ese tipo de contaminación.

Ayer, por ejemplo, ambas instituciones clausuraron el taller «Noé», de la calle Mayagüez, entre la Curazao y José Cabrera, en el Ensanche Ozama.

Este taller está instalado en una residencia familiar, al lado del colegio San Martín de Porres y rodeado por viviendas, menos en su lado sur.

Como el espacio de que disponen es pequeño, en ocasiones los vehículos de sus clientes los pintan en plena calle, lo que hace que los gases se cuelen por todas las viviendas y las ventanas de las aulas en el colegio contiguo.

La fiscal Raquel Cruz le dijo a Ciudad Oriental que el propietario del taller Noé fue notificado sobre la queja de sus vecinos por la contaminación.

Dice ella que su intención era lograr que fueran establecidos controles que evitaran que los gases y el ruido llegaran hasta los vecinos, pero los propietarios del establecimiento no hicieron caso.

En consecuencia, un juez de la Instrucción dio la orden de clausura del taller durante al menos tres meses.

Cruz llegó al taller acompañada de un nutrido equipo de policías nacionales y municipales, más funcionarios de la Dirección de Defensoría del Espacio Público del ASDE para ejecutar la orden del juez.

Cuando se marchaba, le dijo al responsable del negocio que no podía trabajar mecánica, desabollar vehículos ni pintarlo mientra dure la orden.

Finalmente, le colocaron un cartel en la parte frontal que decía «clausurado», el que poco después fue tapado con papel periódico por alguien.

Cruz le dijo a Ciudad Orintal que en Santo Domingo Este existe el precedente de un taller similar que fue clausurado en Alma Rosa y su propietario condenado a un año y medio de prisión y al pago de una indemnización a los vecinos.

En pocas palabras, el combate no es solo a la contaminación sónica, sino a todo tipo de contaminación del Medioambiente.

¿Le molesta a Usted el taller que está en su vecindario?

Si es así, debe tomar el camino de la denuncia responsable.

Compartir:
Botón volver arriba