Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

Hace una semana asesinó a cuatro personas y hoy terminó sus días acribillado y metido en una bolsa plástica + Fotos

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
146,680
+671 Nuevos
Fallecidos:
2,343
+8 Nuevos
Recuperados:
116,169
Activos:
28,168
Actualizado el: 4 diciembre, 2020 - 2:19 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Hace apenas una semana, Rubén Darío Jiménez, pasó de ser una sujeto anónimo a convertirse en el hombre más buscado por la policía y odiado por la población.

Hoy sus días de triste fama terminaron con el cuerpo acribillado por ocho balas, y metido en una bolsa plástica, junto a un supuesto amigo suyo,  José Luis Mañón, (24), quien también murió en un tiroteo con fuerzas policiales de la Dirección de Investigaciones Criminales, (DICRIM).

El presunto asesino múltiple, Ruben Darío Jiménez Pérez, y su ex pareja,Leyda Esterlin Vicente Sánchez, a la que también asesinó, según las autoridades.
El presunto asesino múltiple, Ruben Darío Jiménez Pérez, y su ex pareja,Leyda Esterlin Vicente Sánchez, a la que también asesinó, según las autoridades.

 

La pasada semana, Jiménez llegó hasta una vivienda del sector Brisas del Edén, en Santo Domingo Este, donde asesinó fríamente a cuatro personas, entre ellas a su ex pareja sentimental, a los padres de este y a otro amigo de la familia y dejó por muerta a una quinta.

Puede interesarle: Una segunda persona habría muerto en el tiroteo en una cabaña de San Isidro

A todos le disparó a la cabeza o al corazón y, después de perpetrar la masacre, se dio a la fuga.

Todavía no están del todo claro los motivos que desencadenaron ese drama que impactó a la conciencia nacional.

Desde el mismo día en que cometió la masacre, en su búsqueda fueron lanzados por la Policía los más duros persecutores de criminales, conscientes todos ellos de que, al encontrarse con Jiménez, el desenlace podría ser fatal, después de todo, este ya tenía cuatro muertes sobre sus hombros y andaba armado.

La población reclamaba por todas partes que el asesino fuera capturado y algunos especulaban de que el individuo habría escapado hacia Haití, pero esta versión fue descartada por las autoridades.

Las labores investigativas de la Policía llevaron a los agentes del DICRIM a ubicarlo en una de las cabañas del motel Presidente, en la avenida Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, antigua autopista de San Isidro.

El lugar fue acordonado esta tarde y entre Jiménez y la fuerza policial se produjo una balacera que terminó con el autor de la matanza y su supuesto amigo con los cuerpos acribillados. Dos policías habrían resultado heridos, pero sus identidades no han sido suministradas por la policía.

Tras producirse la balacera, funcionarios del Instituto Nacional de Ciencias Forenses llegaron, establecieron un cordón de seguridad, hicieron fotos, y contaron los casquillos de las balas que encontraron el pavimento.

Luego llegó un médico legista,  Antony Peguero Peter, quien revisó los dos cadáveres y contó una por una las 12 balas que perforaron los cuerpos.

-“Fueron muchas, muchas las balas que se dispararon en ese tiroteo”, comentó a Ciudad Oriental un vecino del lugar que suministró a este medio las fotos que les mostramos.

 

Compartir:
Botón volver arriba