Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Irreversible la victoria de Manuel Jiménez en las elecciones municipales

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
145,197
+895 Nuevos
Fallecidos:
2,334
+1 Nuevos
Recuperados:
115,611
Activos:
27,252
Actualizado el: 2 diciembre, 2020 - 11:34 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
Entrada la madrugada de este lunes 16 de Marzo parecía irreversible la victoria aplastante del candidato perremeísta a la Alcaldía de Santo Domingo Este, sobre el peledeísta Luis Alberto Tejeda y el candidato de la Fuerza del Pueblo, Joaquín Hilario.

Al iniciar la madrugada, (12:05:43 AM),  Jiménez mantenía imperturbable su amplia ventaja sobre sus contendores cuando habían sido computados 641 colegios electorales y faltaban 741 colegios por computar.

Según la Junta Central Electoral,  con esos cómputos Jiménez había acumulado el 61.38% de los votos a su favor, mientras que Tejeda acumulaba un distante 35.29% e Hilario se conformaba con 5.36%.

Con esos cómputos, Jiménez se perfilaba como el triunfador indiscutible de las elecciones municipales en las que el Partido de la Liberación Dominicana sufrió una humillación a nivel nacional a manos del Partido Revolucionario Moderno y sus aliados.

Luis Alberto Tejeda convocará a la prensa temprano en la mañana

De su lado, Tejeda se propone convocar a la prensa temprano en la mañana tras sostener una reunión con su equipo de estrategia para referirse al proceso electoral que ha tenido su momento cumbre con las elecciones de ayer domingo.

Es previsible que Tejeda reconozca si más la victoria de su adversario, continúe en política y agradezca a quienes le ayudaron a llegar tan alto como lo hizo, pagando los platos que otros rompieron, y, como siempre lo ha hecho, siga al frente de sus múltiples empresas en las que da empleos a más de 4000 personas.

[box type=”info” align=”alignleft” class=”” width=””]Puede interesarle: Manuel Jiménez 61.57%: Luis Alberto, 37.32% en el inicio de los boletines oficiales de la JCE[/box]

Los perremeístas celebran

Anoche, cientos de perremeístas celebraban el triunfo de Jiménez en su comando de campaña de la avenida Sabana Larga y aseguraban que la victoria de este domingo es el preludio de lo que sucederá en las elecciones presidenciales de y congresuales de mayo próximo. El que gana es el que goza.

El nuevo partido y sus antecedentes de gobierno

El PRM es un desprendimiento del Partido Revolucionario Dominicano, ahora aliado del gobierno.

La mayoría de sus dirigentes actuales antes lo fueron del PRD, que gobernó el país de 1978 a 1986.

En ese período, los perredeístas (ahora perremeístas), abrieron las cárceles para liberar a cientos de presos políticos, acabaron con las persecuciones por motivos ideológicos y abrieron los aeropuertos del país para que regresaran cientos de dominicanos exiliados.

Sin embargo, las prácticas de corrupción administrativas llevaron a que el presidente Antonio Guzmán Fernández  se suicidara disparándose una bala en la cabeza en un baño del Palacio Nacional la noche del cuatro de julio de 1982.

En agosto de 1982 la presidencia la asumió Salvador Jorge Blanco, quien llegó al poder exhibiendo sus “manos limpias”.

La aplicación por Jorge Blanco de un severo programa de ajustes económicos auspiciados por el Fondo Monetario Internacional derivaron en un estallido social los días 23, 24 y 25 de abril de 1984.

A Jorge Blanco no le tembló el pulso para enviar el ejército a las calles y ordenarle disparar a matar por  lo que fueron asesinados unos 200 dominicanos que se hicieron a las calles agobiados por la subida generalizada de los precios de los alimentos, los servicios y los impuestos.

Finalmente, el sangriento mandato de Jorge Blanco, “resucitó” a Joaquín Balguer, a quien se consideraba era ya un “cadáver político” y este regresó al Palacio Nacional con la consigna de “Balaguer es la paz”, a pesar de que sus gobierno 1966-1978 se caracterizaron por los asesinatos, torturas, desapariciones, encarcelamiento y el envío al exilio de los opositores.

El PRD regresó al Palacio Nacional en el año 2000, luego de cuatro años de gestión de gobierno del PLD, que privatizó todas las empresas estatales bajo la denominación de “capitalización de las empresas públicas”.

Ese gobierno del PLD (1996-2000), liderado por Leonel Fernández, hizo que la población volteara los ojos hacia Hipólito Mejía, (en ese momento del PRD, ahora del PRM) quien ganó las elecciones del año 2000 y gobernó con un congreso a su favor.

Sin embargo, la quiebra bancaria del año 2003, que derivó en una crisis económica feroz, hizo que el PLD se reinstalara nuevamente en el gobierno, donde ha permanecido hasta ahora.

Este 15 de marzo el PLD, según los datos publicados por el ente electoral, ha sido derrotado en la mayor parte del país, en medio de la división de esa organización.

Ahora las miradas se fijan en las elecciones de mayo con el grito de los perremeístas de que los peledeístas “¡Se van!”, pero sin aclarar si los que llegarán a gobernar lo harían como lo hicieron aquellos que llevaron al suicidio a un presidente, cometieron una matanza en abril del 1984; terminaron con un presidente preso y condenado por corrupción, y hundieron la economía del país con una crisis derivada de la quiebra bancaria, que no supieron preveer.

Estará por verse si el PRM, como antes el PRD, tendrá capacidad para afrontar la administración de los ayuntamientos y los municipios sin exponerse a traer de vuelta a quienes ahora desalojan de los gobiernos locales, tal como Jorge Blanco “resucitó” a Balaguer e Hipólito Mejía “resucitó” a Leonel Fernández.

La obligación del PLD

Tras el inocultable descalabro electoral actual, el PLD se verá obligado a analizar las causas y consecuencias de lo que ha sucedido.

La alegría de la Fuerza del Pueblo

Por distintas vías, varios  miembros de la Fuerza del Pueblo le han expresado a Ciudad Oriental su alegría por la derrota del PLD, sin mencionar que su organización conquistó una votación pírrica si se toma en cuenta el iderazgo de Leonel Fernández que, en SDE, venció en octubre Gonzalo Castillo, portador de la “sangre nueva” en las venas moradas.

Es extenida la percepción de que una gran cantidad de votos de los leonelistas fueron derivados a favor de Manuel Jiménez.

Compartir:
  • 109
    Shares
Botón volver arriba