Milagros Segura, (i) y Bernarda Aracena votando junto a los regidores del PLD

La accidentada gestión de las dos regidoras del PRM que ayer volvieron a unirse al PLD en el ASDE

Por Robert Vargas
Milagros Segura y Bernarda Aracena son dos regidoras del Partido Revolucionario Moderno en el ASDE que han tenido una gestión accidentada en su condición de miembros del Concejo de Regidores, la mayoría de las veces aliadas por completo al Partido de la Liberación Dominicana o, en el caso de la segunda, protegida por el alcalde Alfredo Martínez.

El la dirección local del PRM no quieren admitir que esa organización tenga vínculos con Segura, y han pretendido sacar del baúl de los recuerdos la historia de cómo llegó ella a la Sala Capitular.

Mientras que en el caso de Aracena, no hay forma de que puedan desmentir su relación con esta funcionaria, ni siquiera ahora cuando ella, junto a su colega Segura fueron tachadas ayer de traidoras y acosadas por decenas de munícipes luego que se unieran al oficialismo para aprobar el uso de suelo que necesita el Gobierno para construir una parada de autobuses al lado del parque natural Los Tres Ojos, en el Parque del Este.

Poco después de que las dos desafiaran las directrices de la dirección municipal del PRM, esta organización anunció que procedería a suspender a Aracena del partido y se abstuvo de mencionar lo que hará con Segura, una regidora que en las dos o tres ocasiones que ha tomado turnos para hablar lo ha hecho de manera incoherente y torme. Eso sí, sabe perfectamente cuando votar y cuando abstenerse de hacerlo.

Milagros Segura

Ella fue electa regidora en el ASDE tras ser incluida en la boleta electoral del Frente Amplio, que llevaba a Manuel Jiménez como su candidato a la alcaldía.

A pesar de que no muestra que tenga muchas luces para debatir y conceptualizar, Segura fue colocada en una posición ganadora de la boleta electoral gracias a las diligencias que hizo la entonces candidata a la Vice Alcaldía por el FA, quien la necesitaba para extraer votos desde dentro del PRM para llevarlos a favor de Jiménez, según explican a Ciudad Oriental conocedores del proceso electoral del 2016.

Su nombre cobró estelaridad el 16 de agosto del año 2016, el día de la toma de posesión de las nuevas autoridades municipales. Ese día Segura no se presentó a los actos oficiales y se corrió como reguero de pólvora la versión de que había sido “secuestrada”.

Desde el día anterior, 15 de agosto, Segura, quien es contadora y fue alguna vez empelada de la Dirección General de Impuestos Internos, según ella ha dicho, apagó su teléfono y nadie pudo contactarla.

Eran las horas finales en que la oposición trataba de formar un frente para asumir el control de la Sala Capitular en el que sería el primer enfrentamiento de los concejales opositores con el alcalde Alfredo Martínez.

El voto de Segura era determinante, pero no apareció “ni en los centros espiritistas”.

Unos dos días después ella se presentó a la redacción de Ciudad Oriental para decir que había perdido el contacto con sus nuevos colegas porque le estaba haciendo unos trabajos de contabilidad, en Herrera, a un cliente durante todo el día 15 de agosto.

Agregó que ese día se quedó a dormir por Herrera y que, cuando salió del luhar donde estaba para dirigirse a la toma de posesión, varios hombres supuestamente la secuestraron.

En ese momento ella alegó que ese supuesto secuestro favorecía “al PLD”.

De manera persistente la bancada peledeísta se opuso a que fuera investigada la denuncia del presunto secuestro.

Cuando los regidores del Frente Amplio decidieron asumir su caso para presionar una investigación, Segura la emprendió contra estos, se distanció de ellos y se aproximó a la bancada del PRM, siempre próxima al regidor Robert Arias.

Desde entonces, ella se dedicó a respaldar prácticamente todas las iniciativas del alcalde Martínez, tal como lo hacían sus colegas del PRM Robert Arias y José Sánchez.

En las sesiones ella no dice ni una palabra y, cuando conversa con sus colegas, luce incoherente, pero siempre está lista a votar por las iniciativas que auspicia la admninistración, incluidas transferencias presupuestarias por cientos de millones de pesos.

Bernarda Aracena

Ella es una dirigente media del Partido Revolucionario Moderno, protegida por Luis Abinader. Llegó al puesto gracias a que un pistolero le metió una bala en la cabeza al concejal perremeísta Catalino Sánchez, a principio de septiembre del año 2016.

Por el asesinato de Sánchez las autoridades imputaron inicialmente a Benny Lara, hermano de Rafael Lara, quien es el suplente de Catalino Sánchez.

Más de dos meses después del crimen, cuando Rafael Lara se preparaba para asumir el cargo en su condición de suplente, una sorpresiva visita del ex presidente Hipólito Mejía a la entonces Procuradora Fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, animó a los fiscales a arrestar a arerstarlo, lo imputaron por el crimen y, finalmente, condenaron a los dos hermanos a penas privativas de libertad. El caso está en apelación.

La mala suerte de uno es la buena suerte de otros

Con Rafael Lara preso, comenzó la disputa de quién debería tomar el cargo de regidor. El puesto era reclamado por el reformista Epifanio Abad Nepomuceno y por la parremeísta Bernarda Aracena.

Un fallo del Tribunal Superior Electoral adjudicó la posición a Aracena, quien asumió el puesto y poco después estaba votando por todos los proyectos auspiciados por el alcalde Alfredo Martínez.

Sin embargo, algún tiempo despuésl, por otro controvertido fallo del Tribunal Constitucional, Aracena se vió obligada a abandonar el puesto y cederlo al reformista Abad Nepomuceno, quien duró pocos meses como regidor.

Aracena volvió a ocupar la curul por segunda ocasión, pero tras recibir la Presidente del Concejo, Ana Tejada, una comunicación del TC, esta decidió sacarla de la Sala Capitular y despojarla de la condición de regidora.

Aún así, el alcalde Alfredo Martínez la mantuvo en la nómina del Concejo de Regidores pagándole 220 mil pesos mensuales sin ejercer como regidora y manteniendole una oficina en el segundo piso del Palacio Municipal.

Tras asumir el cargo de Presidente del Concejo de Regidores el concejal Luis Flores, este decidió por su cuenta propia y sin rendir ningún informe al hemiciclo, reintegrarla bajo su total responsabilidad.

Desde entonces ella ha continuado al lado de los intereses del Partido de la Liberación Dominicana y del alcalde Alfredo Martínez.

¿Y ahora?

Ayer, antes de la polémica sesión en que fue derogada la resolución que ordenaba la realización de un plebiscito municipal y que fue aprobado el uso de suelo para la construcción de la parada de guaguas junto a Los Tres Ojos, la dirección municipal del PRM se reunió con Aracena y Segura y las instruyó para que llevaran propuestas distintas a las del oficialismo.

Sin embargo, ninguna de las dos le hicieron caso a los dirigentes del PRM y se mantuvieron firmes junto al PLD y el Gobierno.

La dirección del PRM ha dicho que sancionará a Aracena, pero no dice nada de lo que sucederá con Segura, pretendiendo que esta “no es militante del PRM”.

Vea también

Robert Arias y José Sánchez narran lo que hicieron Bernarda Aracena y Milagros Segura el 13 de diciembre

Por Robert Vargas Los regidores Robert Arias y José Sanchez han descrito en forma detallada …

¿”Santificará” la Dirección del PRM lo que planean hacer algunos dirigentes de SDE?

Por Robert Vargas La experiencia enseña a muchos a no creer en las palabras de …

Comentarios: