ASDE

El Cañero quiere sean colocadas cámaras vigilancia en los hoteles y moteles de SDE

Por Robert Vargas
Si Usted es de las personas que visitan cualquiera de los hoteles y/o moteles del municipio Santo Domingo Este, entonces debe estar advertido de que a la entrada y salida de esos establecimientos estarán colocadas cámaras de vigilancia que registrarán su ingreso y salida.

No solo eso, sino que en el Palacio Municipal de Santo Domingo Este sería colocado un «centro de monitoreo» que lo vigilarán todo.

Se trata de una iniciativa del acalde Alfredo Martínez en su declarado esfuerzo por combatir la criminalidad  y creciente inseguridad ciudadana, que no ha sido posible ser contenida en los poco más de diez años de gestión del Partido de la Liberación Dominicana al frente de la alcaldía.

La Comisión Permanente de Asuntos Jurídicos y la administración del ASDE consideran que limitando la privacidad en hoteles y moteles combatirán mejor la delincuencia.

Es ampliamente conocido que Santo Domingo Este alberga una de las mayores «zonas rosas» de la República Dominicana, en la avenida Coronel Fernández Domínguez, antigua autopista de San Isidro.

El plan de El Cañero propone que esos «ojos electrónicos» vigilen a todos los que entran o salen de esos y los demás hoteles  y moteles de este municipio.

Así, cada vehículo que ingrese a esos establecimientos quedará grabado y el vídeo a disposición de las autoridades, lo que potencialmente espantaría a amantes furtivos.

Ese proyecto de vigilancia generalizada no se detiene ahí, sino que se meterá de lleno en todas las plazas comerciales, en las salas de emergencia de los hospitales   y clínicas, en las farmacias y las discotecas, entre otros lugares.

Se trata del concepto que, según Martínez, le ayudará a frenar la creciente criminalidad y delincuencia en Santo Domingo Este.

De hecho, ya en el Palacio Municipal de Santo Domingo Este, (definido por el concejal Manuel Soto Lara como «Cuerpo del Delito»), están colocadas decenas de cámaras de vigilancia que siguen a todo visitante desde que se aproxima al edificio y paso a paso por cualquiera de sus pasillos, todo seguido desde un centro de monitoreo ubicado en uno de los pisos superiores del lado norte.

Esto sin contar con que el Palacio Municipal parece un cuartel con militares en todas las puertas de acceso y en todos los ascensores.

Esa vigilancia  ha llevado al concejal peledeísta Luis Flores a decir que no visitaría el despacho del Alcalde hasta tanto sean retiradas de allí las cámaras de vigilancia.

No está claro cómo afectará al próspero negocio del placer la vigilancia que planea implantar El Cañero en los hoteles y moteles.

El proyecto incluye amenazas de sancionar con multas progresivas a quienes no coloquen las cámaras de vigilancia.

La pieza no fue aprobada en la más reciente sesión del Concejo porque el regidor peledeísta Danilo Mesa admitió una solicitud de la oposición para que su votación fuera aplazada para otra ocasión para estudiar mejor el proyecto.

Esta posposición, sin embargo, desató la ira del alcalde Alfredo Martínez quien quiere que la misma sea aprobada cuanto antes.

Compartir:
Botón volver arriba