Vídeo – Masiva presencia policial en Azua por Marcha Verde, más infiltrados

Infiltrados
Por Robert Vargas
Azua.- Durante la Marcha Verde del Sur en Azua, el gobierno desplegó cientos de policías en prevención de unos incidentes que no se produjeron, a pesar de que la manifestación fue infiltrada por personas que se proponían provocar “un rebú” y por falsos reporteros gráficos que, en realidad, son miembros de las fuerza de seguridad, uno de ellos al menos con rango de segundo teniente de la PN.

Mientras los “verdes” llegaban alegres, muchos de ellos con sus hijos y personas ancianas en sillas de ruedas, en la sede de la Policía, a la entrada de la ciudad, fueron concentradas las fuerzas de seguridad, la mayoría vestidos de uniformes, y otros de paisano.

Su intención era mantener el orden, que nunca fue alterado, y resguardan las propiedades en caso de que se produjeran incidentes.

Los funcionarios de seguridad fueron desplegados en distintos lugares próximo a la ruta de desplazamiento de los verdes, pero fuera  de la vista de estos.

Esos agentes no representaban ningún problema, ni siquiera las bellas mujeres policías que colocaron delante de la marcha para mostrar la imagen agradable de esa fuerza. Todos cumplían su deber correctamente.

Los que pudieron haber creado una situación eventualmente conflictiva fueron los agentes de seguridad infiltrados en la marcha con  ropas verdes.

Peor aún, entre los periodistas fueron infiltrados agentes policiales que se hacían pasar por reporteros gráficos, lo que pudo derivar en situaciones conflictivas en caso de que estos fueran descubiertos.

Es condenable que la Policía insista en hacer pasar por periodistas o reporteros a sus agentes. ¿Qué sucedería si un periodista se hacer pasar por policía? 

A la Policía no le luce estar usurpando funciones. Eso es un delito y pone en peligro la seguridad y la vida de los verdaderos periodistas  y reporteros gráficos.

Por otra parte, la situación pudo haber cobrado un matiz para nada agradable si hubiera tenido éxito el plan puesto en ejecución, con pésimo resultado, por parte de provocadores llevados desde la capital y enviados, supuestamente, por alguien vinculado al oficialismo.

Se trata de que, en un momento determinado, varias mujeres jóvenes escenificaron un pleito entre ellas, incluso arrastrándose por el suelo, “peléandose” por un dinero que alegadamente les habrían prometido.

La puesta en escena fue ejecutada próximo a la tarima donde estaban los periodistas para llamar la atención, pero nadie les hizo caso.

Finalmente, las mujeres se marcharon riéndose.

Algo similar sucedió en el barrio Capotillo, en la capital, donde un grupo de jóvenes “se pelearon” por el dinero que les habrían “prometido”, pero fueron neutralizados por los dirigentes locales que los descubrieron y obligaron a huir.

En pocas palabras, la infiltración por las fuerzas de seguridad y reconocidos provocadores pro oficialistas tendrían la intención de deslucir esas marchas contra la impunidad y la corrupción, todas pacíficas.

Vea también

Esta es la “chispa que incendió la pradera” de la indignación en Punta Catalina

Por Robert Vargas Quizás los ejecutivos del consorcio Odebrecht – Technimont-Estrella consideraron que, por ser …

Rebelión de trabajadores en la termoeléctrica Punta Catalina; la PN dice “en este momento situación está bajo control” + Audio

Por Robert Vargas Una indeterminbada cantidad de trabajadores de la termoeléctrica Punta Catalina han protagonizado …

Comentarios: