Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

A Burgos Gómez le hace falta «grajearse» con las masas, si quiere ser electo senador + Vídeo

Por Robert Vargas
Nadie pone en dudas que Rafael A. Burgos Gómez es un empresario exitoso que ha llegado a acumular fortuna en base a sus inversiones en  área industrial (zona franca), y el inmobiliario. En el sector comunicaciones ha sido un total fracaso, a pesar de tener el único canal de televisión con señal abierta de la provincia Santo Domingo.

En lo que sí parece existir mucha coincidencia es que el hombre carece de carisma y le falta mucho para conectar con la masa de votantes que pudieran llevarlo convertirse en Senador de la provincia Santo Domingo, de la que fue su primer gobernador por designación del entonces presidente Hipólito Mejía.

-«Yo sufrí vergüenza ajena», me comentó un prominente empresario al ver la reacción del público que ocupó cada localidad del Club Framboyán la pasada semana donde Hipólito Mejía encabezó un acto de respaldo a todos los pre candidatos del H20.

Su «vergüenza» se derivó del hecho de que Burgos Gómez no despertó entusiasmo antes de iniciar su discurso ni cuando lo finalizó.

De hecho, fue el menos aplaudido de todos los que dieron discursos quedando extremadamente lejos de la alegría motivada por la presencia de Dío Astacio, Katy Báez, Adán Peguero, Jorge Frías y ni que decir, de Hipólito Mejía.

Fueron muchos quienes notaron ese detalle y así me lo han dicho.

El problema de Burgos Gómez parece ser que él es un buen empresario para producir riquezas, pero desconoce cómo entrar en contacto con la gente en condición de político.

Conozco otros empresarios que son políticos y tienen que «quitarse» la gente de encima, que se le aproximan como si fueran abejas a las flores.

El caso de Burgos Gómez es distinto.

La gente parece que teme aproximársele.

Es como si tuviera cubierto por un «repelente» anti personas pobres.

Eso es malo para cualquier político.

Cuando estaba preparando el vídeo que acompaña este artículo, me visitó un aspirante a diputado por el PLD. Al escuchar él que el presentador del acto dijo que Burgos Gómez sería el candidato a senador de la provincia Santo Domingo, el amigo abrió los brazos de par en par y dijo:

-«¿Ese es el candidato a senador del PRM? ¡Jajajajajaja! ¡Ese no le gana ni a Cristina Lizardo!».

La risa de mi amigo refleja su percepción de «voto a voto», ese empresario no representa peligro para el PLD.

Sin embargo, el decir que «¡Ese no le gana ni a Cristina Lizardo!», significa que admite la impopularidad de Lizardo, pero que, aún así, ella está muy por encima de Burgos Gómez.

Este tiene un concepto claro del tipo de provincia a la que aspira, pero la gente lo percibe algo así como «nariz parada», «elitista».

En esas condiciones, debería esforzarse en intentar cambiar esa percepción tan pronto como sea posible, puesto que el tiempo apremia.

Debe aprender a hacer el trabajo político de contacto con la gente, que no es lo mismo que tratar con empleados ni subalternos.

A Burgos Gómez lo presentan como el «candidato a senador», proyectándo la idea de que él fue «reservado», lo que no es seguro que ocurra.

Si quiere ser senador, tendrá que «guayar la yuca», y andar en esas calles y callejones en los que no existe aire acondicionado y donde las bases no le aceptan órdenes a nadie.

Tiene que ser persuasivo y vender un mensaje cargado de esperanzas.

En política no ocurre lo mismo que en los cuarteles ni en las empresas.

Esto es otro mundo.

Se muestra próximo y accesible a la gente, o se queda con su imagen de «marquéz» y «don señor».

Si definitivamente es el candidato a senador y se mantiene como hasta ahora, entonces sería una excelente forma para perder votos que tendría el PRM en las elecciones de mayo del próximo año.

Compartir:
  • 36
    Shares
Botón volver arriba