ASDE

El Concejo de Regidores del ASDE alista el escenario para nuevas batallas

Por Robert Vargas
En el Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, (ASDE), se prepara el escenario para nuevas batallas en las que se podrá poner a prueba la estrategia del alcalde Alfredo Martínez, quien hasta ahora ha manejado a su antojo a la Sala Capitular logrando que esta le aprobara la plastante mayoría de sus iniciativas.

Sin embargo, está por ver si de ahora en adelante la situación seguirá igual que antes o tendrá variaciones sustanciales que pudieran provocar más de un dolor de cabeza en el cuarto piso del Palacio Municipal, donde está el despacho de El Cañero.

En la presidencia del Concejo Martínez logró imponer con facilidad a Luis Flores, quien fuera su mejor armador en situaciones conflictivas, y en la Vice Presidencia al reformista Abraham Reyes, cuyas credenciales exhibidas hasta este momento lo muestran como un chico que le encanta chatear durante las sesiones y que, en dos años que tiene en el cargo de regidor nunca ha participado si quiera en un solo debate.

La nueva realidad

Durante los dos primeros años de gestión de El Cañero, en la Presidencia del Concejo estuvo Ana Tejeda, quien trata al alcalde como si fuera su «hijo».

Desde ese puesto ella era capaz de maniobrar para retardar el conocimiento de algún proyecto, cuando la correlación de fuerzas no favorecía al alcalde, mientras Flores «gestionaba» alianzas y obtenía votos incluso de presuntos adversarios «opositores».

En la Vice Presidencia tenía al perredeísta Felito Rodríguez, un tipo de voz altisonante que conoce «el monstruo por dentro» y siempre respaldó al alcalde en todas sus iniciativas.

Ahora El Cañero lo tendrá de frente tras humillarlo y expulsarlo de la Vice Presidencia para sustituirlo por el reformista Reyes.

Solo que entre Felito y Abraham el único punto de intersección que puede existir  es que los dos son regidores, más nada.

El perredeísta es ducho en los debates, sabe articular discursos y podría poner en aprietos a la alcaldía en más de una ocasión, si decidiera decir aunque sea el 25% de lo que conoce del ASDE.

Reyes, por su parte, es un tipo, hasta ahora, «mudo», sin capacidades discursivas demostradas.

Felito ya conoce que sus aliados del PLD lo usan cuando le conviene y le dan una patada una vez lo usan.

Siendo él un tipo joven, que hace carrera política, deberá decidir si aprovecha los dos años que le restan para brillar con luz propia o convertirse en un vasallo, como otros, que ni huelen ni hieden en la Sala Capitular.

Mientras tanto, las capacidades de maniobra de Luis Flores estarán visiblemente disminuidas y deberá verse obligado a hacer tantos amarres como pueda antes del inicio de las sesiones.

Tendrá que dedicarse a buscar el anhelado concenso entre todos los bloques antes de llegar a la Sala, algo difícil, sobre todo por que existen demasiados intereses de por medio.

En su discurso de toma de posesión de la Presidencia, Flores se mostró persuasivo y conciliador y trató de mostrarse equilibrado, pero todo eso se fue a pique dentro de su mismo bloque cuando impuso a la fuerza a regidores que le son incondicionales en comisiones claves.

El nuevo presidente estará obligado a controlar sus explosiones de ira que en al menos una ocasión, lo llevaron a convertir copas de vidrio en proyectíles.

(Por miedo a la repetición de una situación similar es que a los regidores del ASDE no le sirven agua en copas de vidrio, sino que deben tomarla a pico de botella plásticas).

Cuando Ana Tejeda era la Presidente del Concejo, Flores gritaba a todo pulmón y hasta trepaba de un salto hasta el lugar donde esta tenía el micrófono, lo tomaba en sus manos y se imponía a fuerza de su vozarrón.

¿Podrá hacerlo a partir de ahora?

Si lo hace, ¿Cuáles serán las cosencuencias?

Aunque no se quiera, el país ya está metido de lleno en una intensa pre campaña y todos los regidores deberán cuidar bastante bien lo que hacen porque estarán bajo la mirada de la población y, lo que hagan o dejen de hacer, podría afectar sus eventuales aspiraciones reeleccionistas.

Los regidores del PRM

Oficialmente, el Partido Revolucionario Moderno, (PRM), tiene tres regidores en el ASDE todos los cuales, hasta hoy, han sido los mejores aliados que han tenido El Cañero y el PLD.

Mantener esa conducta acabaría por hundir definitivamente sus aspiraciones de seguir en el puesto cuatro años más, sobre todo en los casos de Robert Arias y José Sánchez. Lo de Milagros Segura parece que fue una de esas «chepas políticas», díficl de repetir.

Arias y Sánchez  saben perfectamente que el PRM entero los observa en cada detalle.

Por tanto, cualquier «error» que pudieran cometer, podría ser fatal para su vida política.

El PRM, en boca de su presidente Adán Peguero, ha dicho que de ahora en adelante la situación será diferente y que se dedicarán a hacer oposición.

Si cumplen su palabra, entonces El Cañero habrá perdido tres votos.

Pueden ganar un voto: el de Bernarda Aracena, si esta entra al Concejo nuevamente.

De ella se sabe que, las dos veces que ha sido sentada en la Sala Capitular ha sido para aprobar todas las iniciativas de El Cañero.

Tanto es así, que el alcalde la mantiene en la nómina del Concejo pagándole 220 mil pesos mensuales, a pesar de que no la admiten en la Sala Capitular.

Danilo Mesa

El día 16 de agosto pasado, el regidor Danilo Mesa se dirgía hacia el baño cuando le gritó a varios de sus colegas que a partir de ese día no sería más condescendiente con la alcaldía y que se dedicaría a trabajar por la candidatura de su amigo, socio empresarial y compadre Luis Alberto Tejeda.

El asunto pasó desapercibido para algunos, pero otros lo tomaron en cuenta y consideran posible que Mesa no será permisivo con potenciales iniciativas de la alcaldía que violen la Ley y las enfrentará en su escenario.

Además, Mesa parece sentir que es despreciado por una parte de sus colegas del PLD, que siempre respaldan proyectos e iniciativas de dudosa legalidad.

Sin embargo, este regidor tiene más luces que varios de sus colegas morados, quienes se exhiben como mudos y mudas y solo están en la Sala Capitular para respaldar ciertas iniciativas llegadas de un mismo litoral, sin importarles tampoco que riñan con las leyes, y mejor aún «si el cielo se muestra nublado».

Nancy Cuevas

Esta es una de las regidoras peledeístas más fieles al alcalde Alfredo Martínez. Lo respalda en todo, a pesar de que ella llegó al puesto impulsada por el ahora diputado Luis Henríquez, quien muestra señales inequívocas de que aspira a la alcaldía.

Nancy parece jugar dos cartas a la vez y es posible que tenga que decidirse por una, a menos que su líder Luis Henríquez, también esté jugando el mismo juego que ella.

El Frente Amplio y el PRSD

Con estos no hay mucho que decir. Hasta hoy han sido coherentes en su papel de opositores. Respaldan lo que consideran correcto, pero son críticos permanentes de las «inconductas» de la Administración, preparando, incluso, las documentaciones necesarias para, eventualmente, sentar en el banquillo de los acusados al síndico.

Ellos se muestra unidos, a pesar de que una parte de los del Frente Amplio, ya no son frenteamplistas, sino que han abrazado la causa del leonelismo.

El PQDC

Este partido tiene dos regidores que llegaron a la Sala Capitular gracias al trabajo intenso del pastor Dío Astacio. Ellos dos son pastores evangélicos.

En sentido general han mantenido una postura firme, pero al menos uno de ellos ha enviado señales claras de que parece estar dispuestos a «manejarse» con el oficialismo.

Ese le ha pedido a Ciudad Oriental que no se refiera a ellos como «los regidores de Dío Astacio», sino como los «regidores del PQDC».

El regidor del BIS

Parece extraño, el regidor del BIS, Manuel Soto Lara, nunca ha enfrentado al alcalde Alfredo Martínez en la Sala Capitular, pero el síndico lo definió como su «enemigo».

Este concejal tiene una idea bastante clara de cuáles son sus funciones y conoce al dedillo la ley municipal y otras. Es un fino abogado penalista y litigante de fuste.

Aunque es aliado del Partido de la Liberación Dominicana, no se implica en nada que sea ilegal y siempre advierte sobre las potenciales consecuencias de los actos de legalidad dudosa tanto de la administración como de sus colegas.

Por este motivo, varios de sus colegas peledeísta lo desprecian.

Él, sin embargo, tiene su mente tranquila porque sabe que no irá a prisión, como es posible que otros sí lo hagan si un día los sientan en al banquillo de los acusados por lo que hoy hacen de manera impune.

Los regidores del PRSC

Estos son dos. Llegaron aliados al PRM, pero de inmediato lo abandonaron y se colocaron bajo la sombra del El Cañero. Sus votos siempre han favocerido a la alcaldía y, aunque en algún momento parecen disidentes, finalmente sus votos favorecen a la Administración.

César Fortuna

Este es un veterano regidor peledeísta, cuatro veces presidente del Concejo. Está bastante claro sobre la situación que afecta al ASDE y al Concejo.

Se sienta al fondo y escucha los debates y toma la palabra para hacer puntualizaciones claves para intentar desatar nudos.

Es obediente a las directríces de su partido, aunque este nunca le dice que hacer.

¿Hacia dónde irán sus votos?

Hasta ahora la mayoría de las veces han estado del lado de la alcaldía, aunque mantenga cierta distancia de esta.

Ruddy Castro

Al principio este regidor peledeísta parecía que tendría mayor profundidad en sus análisis durante los debates de las ideas, pero al final ha quedado incluido en el grupo de incondicionales del alcalde, aunque a veces hace algunas críticas.

Transnmite la percepción de que le teme a algo y no se aventura a ir más allá.

Grey Almánzar y Crismely Pinales

Las credenciales que han mostrado en sus dos años como regidoras peledeístas han sido muy pobres. Escasas participaciones en los debates y muy dadas a sugerir a la presidencia lo que debe hacer ante alguna circunstancias sin atreverse a tomar turnos para adoptar posiciones.

Se ganan su salario sin mucho ruido y no parece que sean tan productivas.

Su colega Luis Flores las criticó en múltiples ocasiones por su permanente «cuchicheo».

Ahora ellas lo respaldan a él.

Grey es la nueva vocera del bloque del PLD.

La «Secuestrada»

Con este mote se conoce en el ASDE la regidora Milagros Segura, quien denunció que, supuestamente, fue «secuestrada» el 16 de agosto del año 2016 para que no se presentara a participar en la elección del bufete directivo. Ese supuesto «secuestro» ni siquiera fue investigado por la Policía.

Ella fue electa concejala en la boleta del Frente Amplio y, luego de ingresar al Concejo, buscó la sombra del PRM.

Cuando ella se ha levantado para hablar durante un par de sesiones ha proyectado la percepción de que las palabras le chocan en el cerebro.

Eso sí, siempre vota de conformidad con la sugerencia que le haga uno de los dos regidores varones del PRM.

Segura no parece que justifique su salario de lujo como concejala, pero su voto es importantísimo.

La «independiente»

La regidora Giselina de los Santos, que llegó al puesto en medio de una rocambolesca alianza del partido Dominicanos por el Cambio con el PRM ya se declaró independiente. Lo hizo antes de que DxC la expulsara.

Desde hace bastante tiempo es aliada del oficialismo. Al igual que el de Milagros Segura y los demás, su voto es importante.

Sin embargo, ella no fue capaz de decirle a DxC qué ha hecho en los dos años de gestión como regidora.

Se desconoce cuáles proyectos han sido de su particular iniciativa.

Eso sí, la alcaldía la mima y hasta le ha puesto guardaespaldas.

¿Quiénes repetirán?

Eso es difícil decirlo. Pero es seguro que varios de ellos no merecen la paga que reciben. Avergüenzan al municipio que paga sus sueldos de lujo.

Mientras tanto…

El escenario está servido para las nuevas batallas en la Sala Capitular en este período de pre campaña, con regidores con abundantes luces en la cabeza y otros que parece las tienen huecas.

Lo que ellos decidan, bien o mal, afectará al municipio más grande de la República Dominicana.

En pocos días el Presidente Luis Flores estará obligado a convocar la primera sesión de su mandato.

Allí estaremos para decirle a todo el municipio lo que suceda…

De los demás regidores les comentaremos en otro artículo. Este ya es muy extenso con 2091 palabras.

 

 

 

 

Compartir:
Botón volver arriba